Inicio » El Departamento » Historia

Historia

El actual Departamento de Geografía de la Universidad de Oviedo hunde sus raíces, desde el punto de vista de la continuidad académica, del estilo docente, de las líneas de investigación y de las personas mismas, en el que a principios de los años setenta creara D. Francisco Quirós Linares, a quien todos los profesores reconocen aún hoy como maestro indiscutible y conciencia de dicha institución.

Inserto inicialmente en la Sección de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras y ubicado en el viejo edificio universitario de la Plaza de Feijoo, cobró el Departamento mayor importancia y autonomía a partir de 1976, en que se estableció una Sección específica de Geografía que, en el marco de la nueva Licenciatura de Geografía e Historia, se trasladó al recién construido Campus del Cristo en 1983 y, finalmente, a su actual localización del Campus del Milán en 1991.

Precisamente en el Milán ha alcanzado el Departamento su mayor entidad, con una plantilla de 21 profesores, dos delineantes y un administrativo y con la impartición de una Titulación propia de Geografía desde el curso 1995-1996, a la que sucede desde 2009-2010 el nuevo Título de Grado en Geografía y Ordenación del Territorio. Además, el Departamento desarrolla una considerable actividad docente en otras titulaciones afines (Magisterio, Historia, Historia del Arte, Turismo, Topografía) y ha venido ofreciendo sucesivos programas de Tercer Ciclo, especialmente sobre análisis, representación y ordenación territorial. A pesar, con todo, de su modesto tamaño entre el conjunto de los departamentos de la Universidad de Oviedo, el de Geografía es responsable, desde 1980, de la edición de la Revista Ería, una de las más importantes de España en su materia y en la Encuesta General de la Enseñanza, que evalúa y refleja la calidad docente del profesorado universitario, obtiene cada año una de las calificaciones más elevadas.

Por último, un indicador significativo de esa calidad docente y de la adecuación a las exigencias del mercado laboral lo es el hecho de que entre los licenciados en Geografía se alcancen ya en los primeros años índices de empleo superiores al 60%, encontrando la mayoría su primer empleo como geógrafo antes de seis meses tras la licenciatura.

Vinculación con Asturias

El arraigo y la vinculación de la Titulación de Geografía con la región en la que se inserta se deriva de su inequívoca vocación regional y territorial y del compromiso adquirido por el Departamento como institución y de sus miembros, en tanto que intelectuales interesados en la problemática y necesidades del entorno que les rodea. La Comunidad Autónoma dispone hoy de un amplio y valioso patrimonio de conocimiento sobre el medio natural, rural, minero-industrial y urbano de Asturias del que carecería, en gran parte, sin el concurso de la Geografía universitaria.

Por tratarse del territorio más inmediato, Asturias ha venido siendo el laboratorio preferente para la investigación desarrollada desde el Departamento de Geografía y para las prácticas de campo vinculadas a la docencia universitaria y las que, con el apoyo del profesorado del Departamento, se realizan acompañando a estudiantes de múltiples IES de la región o a profesores de enseñanza secundaria a través de los Centros del Profesorado y de Recursos (CPR). Pero también, de una manera exponencialmente creciente, el conocimiento geográfico aplicado se ha ido poniendo al servicio de la demanda regional en materia de urbanismo, ordenación territorial, ordenación de recursos naturales, planificación sectorial o desarrollo rural; tanto de manera directa, mediante proyectos de investigación o convenios con instituciones públicas y privadas, como indirectamente, a través de empresas privadas o de organismos como el Centro de Cooperación y Desarrollo Territorial (CeCodet) o el Instituto de Recursos Naturales y Ordenación del Territorio (INDUROT), donde ejercen su labor muchas personas formadas en el contexto de la Titulación hoy vigente o de las que le precedieron.

La Comunidad Autónoma del Principado de Asturias encara un futuro en el que trascendentales problemas (y oportunidades) de clara connotación territorial habrán de ser permanentemente analizados y afrontados, tanto desde la vertiente sociopolítica e institucional como desde el ámbito universitario. La configuración del área metropolitana central, manteniendo la complementariedad y el equilibrio entre sus núcleos, la compatibilidad de la conservación y revalorización del patrimonio natural y cultural y de las nuevas actividades de ocio y turismo con el mantenimiento y desarrollo de tradicionales y nuevas actividades agropecuarias e industriales, especialmente en las alas de la región; el siempre delicado equilibrio de actividades y usos en la fachada litoral, son algunos de esos aspectos, para los que, sin pretensión de exclusividad, el nuevo Titulo de Grado en Geografía y Ordenación del Territorio aportará un importante caudal de recursos científicos, técnicos y humanos generados en el mismo territorio y caldo de cultivo en el que dichos problemas y oportunidades se desenvuelven.